Situada entre las azules aguas del Mediterráneo, Malta es a la vez una maravilla paisajística y un paraíso culinario. Además, su cocina es una deliciosa mezcla de sabores mediterráneos y árabes, que ofrece una aventura gastronómica única. A lo largo de esta exploración culinaria, nos sumergiremos en la variada gama de platos tradicionales malteses, entre los que se incluyen queridos platos favoritos como el Pastizzi y la Timpana, junto con otros tesoros culinarios.

Pastizzi – El pastel típico de Malta

Un plato de cinco pastizzis tradicionales malteses

Nuestra exploración comienza con el Pastizzi, un sabroso pastel que se ha convertido en la quinta
esencia de la cultura gastronómica callejera en Malta. Estos paquetes dorados y hojaldrados están
rellenos de queso ricotta o de una mezcla de guisantes especiada. La textura es sencillamente divina:
crujientes por fuera, con un relleno suave y sabroso que estalla con la riqueza del queso o la
aromática mezcla de guisantes y especias.
Los pastizzi no son sólo un tentempié, sino una institución cultural de la que disfrutan tanto los
lugareños como los visitantes. Tanto si pasea por las bulliciosas calles de La Valeta como si se relaja
en una cafetería local, los pastizzi son un bocado que no debe perderse, ya que ofrecen el sabor de
una tradición perfeccionada a lo largo de generaciones. Uno de los mejores pastizzerias de la capital
de Malta es Manuela.

Timpana – Una maravilla de pasta

Una rodaja de timpana en un plato delante de un bol de ensalada y la timpana restante

La timpana, testimonio de la delicadeza culinaria maltesa, es un plato de pasta al horno envuelto en hojaldre, que ofrece una sinfonía de comodidad y sabor. Su abundante relleno suele estar compuesto de pasta, carne picada, salsa de tomate, huevos y, a veces, guisantes o huevos duros. Horneado a la perfección, este manjar en capas debe su nombre al molde en forma de timbal en el que se hornea tradicionalmente. Cada familia atesora su propia receta, transmitida de generación en generación. El aroma de la Timpana recién horneada le transportará al corazón de las cocinas maltesas, donde tradición y sabor se entrelazan a la perfección. A veces puede ser difícil encontrar timbales bien hechos, pero para disfrutar de algunos de los mejores timbales hay que ir a Mr.Maxims Pastizzeria en Gzira, justo al norte de La Valeta.


Fenek – Delicias de conejo

un plato de fenek entre cuchillo y tenedor

El conejo goza de gran prestigio en la cocina maltesa, ya que es esencial para degustar los auténticos sabores de la isla. Los chefs preparan con destreza platos de conejo, mostrando la versatilidad de esta carne. Uno de los platos favoritos es el Stuffat tal-Fenek, un estofado con vino tinto, ajo y hierbas aromáticas, cuyo resultado es una carne tierna y suculenta que deleita las papilas gustativas con sus persistentes sabores. Uno de los restaurantes más conocidos por servir conejo de forma experta es Nenu the Artisan Baker en La Valeta.

Bebbux – La respuesta maltesa al Escargot

un tazón de bebbux maltesas

Para los más aventureros, los Bebbux, o caracoles, son un manjar maltés único que ofrece una
muestra de las tradiciones rústicas de la isla. Estos pequeños moluscos suelen cocinarse en un
sabroso caldo con ajo, perejil y, a veces, vino. El plato es un testimonio de la inventiva de los
malteses, ya que los caracoles eran una fuente de proteínas asequible y fácil de conseguir.
Aunque a algunos les intimiden los caracoles, Bebbux demuestra la habilidad maltesa para convertir
ingredientes humildes en una experiencia culinaria que desafía las ideas preconcebidas y deleita las
papilas gustativas. Para encontrar el mejor lugar para tomar Bebbux debes ir a Marsaxlokk, en el
sureste de Malta, el restaurante Ta’ Victor.

Kinnie y los vinos malteses: refrescantes y auténticos

un vaso y una botella de vino tinto sobre una mesa
Tres variantes de Kinnie, clásico, sin azúcar y con cáscara; a la izquierda, una mano vierte una botella de Kinnie clásico en un vaso lleno de hielo.

Ninguna exploración de la cocina maltesa estaría completa sin una mención a las refrescantes
bebidas de la isla. El Kinnie, el refresco sin alcohol más emblemático de Malta, es una bebida
imprescindible. Elaborado con naranjas amargas y una mezcla de hierbas aromáticas, Kinnie posee
un sabor único y picante que complementa a la perfección la riqueza de los platos malteses.
Para los que buscan conocer la viticultura de la isla, los vinos malteses ofrecen un delicioso viaje a
través de los viñedos locales. El clima cálido de la isla y su suelo fértil contribuyen a la producción de
tintos robustos y blancos crujientes, lo que convierte a los vinos malteses en el acompañamiento
perfecto de la variada gama de sabores de la cocina tradicional maltesa.

La cocina tradicional de Malta es un tapiz culinario tejido con sabores procedentes de siglos de
historia e influencias culturales. Desde el humilde Pastizzi hasta el sustancioso Timpana, pasando por
el aventurero Bebbux, cada plato cuenta una historia de tradición, innovación y una profunda
conexión con la tierra y el mar. Esto hace que Malta sea el lugar perfecto para aprender o relajarse.

Esto convierte a Malta en el lugar perfecto para aprender o relajarse. Si
desea experimentar todo esto y relacionarse con otras personas, visite los siguientes enlaces.
www.maltaforstudents.com
www.hostelonmt.com

×

¡Hola viajero!

Haz clic para iniciar el chat y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

×

Al hacer clic en "Aceptar", aceptas las cookies del sitio web más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar